Tu no eres el dolor Como te puede ayudar mindfulness

 Tu no eres el dolor Como te puede ayudar mindfulness

“El dolor es un gran igualador. No importa quien seas, que seas rico o pobre, mujer o hombre, joven o viejo, el dolor va a ser parte de tu vida.

Puede ser dolor físico o dolor emocional, todas las personas sufrimos de alguna manera.

Cuando el dolor es muy intenso nos volvemos el propio dolor, como si no existiese nada más en el mundo. La mayoría de nosotros nos identificamos tanto con nuestras emociones y pensamientos que acabamos convirtiéndonos en ellos.

Yo sufro de dolor crónico desde que tenía 9 años, a raíz de una enfermedad infecciosa, por el virus del Epstein-Barr, que se quedó en mi cuerpo, desde entonces,el dolor ha sido una constante en mi vida.

Con los años ese dolor ha ido aumentando y en algunos momentos me ha llegado a invalidar completamente, haciendo de mi vida una tortura, y deseando algunas veces morir.

Cuando conocí a Vidyamala y mindfulness, su método para “vivir bien con el dolor y la enfermedad”, mi vida dio un vuelco de 180º.

Vidyamala Burch, ha publicado el libro con el titulo de “You are not your pain” (“Tú no eres tu dolor”) y nos habla de Tu no eres el dolor Como te puede ayudar mindfulness.

Comencé a descubrir que mucho de mi dolor estaba en mi mente y las resistencias que había a experimentarlo, deje de culpabilizarme por tenerlo, no me sentía diferente de las otras personas, ya que algunas veces pensaba que solo yo tenía ese gran dolor.

También me ayuda a ser más compasiva conmigo y con los demás, a escucharme y sentir lo que me está sucediendo sin querer rechazarlo, solo lo observo y veo como es ese dolor,¿ donde está situado en mi cuerpo?, que intensidad tiene?, si tiene un color? Como es de grande? Esta en todo el cuerpo o solo en una parte?, observo todos los aspectos del dolor con curiosidad.

Al principio fue una experiencia difícil, ya que lo que yo quería era que el dolor no existiese, lo rechazaba y cuanto más lo rechazaba más intenso se volvía y me producía miedo y ansiedad ya que pensaba que nunca iba a cesar.

Me sentía atrapada en mi cuerpo y esta sensación era tan intensa, que durante muchos años viví desconectada de él, mi voluntad era muy fuerte y seguí esforzándome pese al dolor intenso, mi cuerpo me avisaba de que algo no iba bien y yo no le hacía caso.

Llego un momento en el cual mi cuerpo dejo de funcionar, todas las barrera de contención que yo había puesto, se derrumbaron con tal fuerza que fui incapaz de pensar, mi mente perdió la memoria y el dolor era como una marea que invadía mi vida sin ningún control.

No es fácil vivir con el dolor, es comprensible sentirse de mal humor e irritable, reconocer cuando aparecen estos sentimientos.

Estas emociones suelen retroalimentar una espiral de culpa, rabia y lastima por uno mismo. No es fácil enfrentarse a la propia negatividad, a veces puede llegar a ser humillante y cada vez que lo haces y encuentras espacios mentales más abiertos, conquistas una pequeña parcela de libertad.

Tu puedes ser consciente de que Tu no eres el dolor Como te puede ayudar mindfulness

Cuadro de Frida Kalho

Tu no eres el dolor Como te puede ayudar mindfulness me ayuda a explicártelo este cuadro

En este cuadro de Frida Kalho, que para mí es muy representativo de mi propio dolor, donde además del sufrimiento que tengo por mi enfermedad, voy añadiendo pequeños clavos de dolor, cada vez que me censuro, crítico y me hago daño pensando que no soy como los demás.

Cuando nos endurecemos contra el dolor, nos desconectamos de los aspectos placenteros de la vida, embotamos nuestra sensibilidad y no nos permitimos sentirnos vivos y experimentar el placer y el amor.

Cuando estableces una relación más directa con el dolor, descubres que si lo observas, siempre hay algo placentero y hermoso en tu experiencia como el sencillo placer de notar el calor del sol en tu piel, o el suave contacto de las sabanas o el calor de tus manos.

Mindfulness me ha ayudado a ser más consciente de mi cuerpo y de toda mi experiencia con el dolor, de mis pensamientos y sensaciones, ya sean agradables o desagradables y a no rechazarlos si son desagradables, ni aferrarme a ellos si son agradables.

Tengo la posibilidad de elegir que quiero hacer con mis experiencias de dolor, en lugar de reaccionar a el, ya que la vida tiene infinitos aspectos cambiantes.

Ahora puedo decir que el dolor es el gran maestro de mi vida, me avisa de que algo no está funcionando bien, ya sea con mis pensamientos o con mi forma de vivir, lo veo como una señal que esta para ayudarme a identificar aspectos de mí, que de otra forma no podría ver.

Ya no soy mi dolor, ahora puedo separar el dolor de mí, ya no me identifico con él, puedo observarlo y darle su espacio y descubrir en cada momento que tengo muchas más cosas que el dolor

La formación de mindfulness para la salud y el dolor crónico, desarrollado por Vidyamala me han dado la posibilidad de tomar las riendas de mi propia vida de nuevo, dejando de identificarme con el dolor y construyendo una visión más amplia, afectuosa compasiva de mí y de mi dolor.

Si estas en la misma situación que yo, Mindfulness te puede ayudar porque tranquiliza el sistema mental, físico, emocional y nervioso y te permite recuperar el equilibrio.

Sabes que Tu no eres el dolor Como te puede ayudar mindfulness

Nina Asuel

Imágenes: Flickr cuadro de Frida Kahlo

He creado una escuela Online donde hay cursos sobre mindfulness y la agenda de los cursos presenciales.

Si te inscribes en la escuela gratis, tienes derecho a todos los cursos online creados como gratis, a enseñanzas mindfulness y las promociones

Inscribirse gratis a la escuela Online

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.