Respiración y relajación la pareja perfecta

La respiración es un movimiento rítmico utilizado con diversos fines, como lo son el tratamiento de la ansiedad y el manejo de la ira y el estrés.

Respiramos por inercia todos los días pero no exploramos lo suficiente los beneficios que este mecanismo natural nos aporta

Además de su participación en funciones motoras como la vocalización y la expresión emocional.

La respiración modula el reconocimiento emocional y el poder acceder a recuerdos: ambos procesos son mucho más precisos cuando se inhala que cuando se exhala.

Los científicos descubren las neuronas que están implicadas en la respiración tranquila y consciente y donde se producen sus efectos.

Una respiración lenta y calmada activa menos estas neuronas, lo que causa menos agitación

Los autores del trabajo, liderado desde la Universidad de Stanford (EE.UU.), descubrieron estas neuronas en una investigación con ratones y concluyeron que tienen dos características específicas.

La primera es que están más activas cuanto más rápida sea la respiración.

Y la segunda es que su misión es mandar señales a otra parte del tronco del encéfalo, llamada locus cerúleo, que está involucrada en la respuesta del cuerpo al estrés y el pánico y en el tránsito del sueño a la vigilia.

Por ello, “una respiración lenta y calmada activaría menos estas neuronas, lo que causaría menos activación del locus cerúleo y menos agitación”, detalla el primer autor del estudio, Kevin Yackle.

En este estudio vieron que además la forma de respirar era importante, ya que los efectos eran más notorios cuando los participantes inhalaban por la nariz y su desempeño disminuía cuando respiraban por la boca. pues la respiración está controlada por el bulbo raquídeo y cuando las personas alteran su patrón de respiración como resultado de un estímulo emocional o un esfuerzo mental, esto afecta la respiración. Por otro lado, esta investigación sugiere que respirar también puede tener un impacto en las funciones emocionales

Respiración y relajación la pareja perfecta

Un artículo publicado en la misma revista por investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford hace referencia a:

Los beneficios de la respiración focalizada en la meditación para regular las emociones.

En este estudio, los científicos hallaron un vínculo directo entre la respiración y la actividad cerebral.

“Este vínculo quiere decir que si podemos disminuir la respiración (respirar despacio), ya sea por medio de la respiración profunda o respiraciones lentas controladas, estas neuronas no activan el centro de excitación (neuronal), y no hiper-activan el cerebro. Así puedes calmar tu respiración y también tu mente”

Explica uno de los autores principales del estudio, Mark A. Krasnow.

Una prueba de esto es el papel activo que la respiración consciente ha tenido siempre en prácticas como la meditación, el yoga y la psicoterapia. De hecho, se ha comprobado que respirar de forma consciente guarda relación directa con la modulación emocional y puede ayudarnos a trasladarnos de un estado de cólera o estrés a un estado de mayor tranquilidad.

¿Qué prácticas activan la respuesta de relajación?

El Dr. Benson es Profesor asociado del Instituo Médico del cuerpo y de la mente de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard; Jefe de la división de la Medicina del Comportamiento en el Centro Médico de Beth Israel Deaconess; y el Presidente Fundador del Instituto Médico del Cuerpo y de la Mente.

Las investigaciones de Herber Benson abrieron la puerta a un nuevo campo que articula la ciencia con las prácticas meditativas:

La llamada Medicina complementaria o Medicina Cuerpo-Mente. Son todas aquellas técnicas que inducen la respuesta de relajación tan saludable para el organismo.

En los tiempos que corren todas estas prácticas son importantes y beneficiosas, de todas formas creemos que tal como demuestran las posteriores investigaciones la respuesta de relajación es un paso importante pero no el definitivo para sentirnos bien: tenemos además que aprender a cambiar la forma en que percibimos y manejamos los estresores cotidianos, y esa tarea, algo más ardua, puede ser lograda con prácticas como la meditación y la psicoterapia y la respiración adecuada.

Dr Herbert Benson no conforme con estudiar la respuesta de relajación en el laboratorio, se puede considerar que fue el primer científico occidental en diseñar un método de relajación-meditación, en los años 60, para inducir esta respuesta intencionalmente, tomando como fuentes técnicas de las filosofías orientales, inspirándose, además en las técnicas usadas por distintas disciplinas espirituales.

Cuando lo que se busca es fomentar un estado de relax todas las técnicas de relajación emplean la respiración diafragmática, la cual mueve principalmente ese gran músculo llamado diafragma que separa el tórax de la zona abdominal con los consiguientes múltiples beneficios:

El diafragma es el encargado de la “respuesta de relajación” del organismo.

  • Aumento de la oxigenación del organismo
  • Ventilación y limpieza de los pulmones
  • Estimulación del corazón y la circulación
  • Fortalecimiento del sistema inmunológico
  • Activación del sistema nervioso parasimpático,

Todos nacemos sabiendo cómo involucrar el diafragma para tomar respiraciones profundas.

Sin embargo con el paso del tiempo, con el aumento en el estrés y con la práctica de meter el estómago para vernos más delgados, olvidamos poco a poco como respirar con este músculo y cambiamos a una respiración con el pecho, la cual es menos profunda y reconfortante.

¿En qué consiste un Respiración diafragmática?

Coge aire lentamente por la nariz, intentando desplazarlo a la cavidad abdominal. Con una mano sobre el pecho y otra sobre el abdomen comprueba si estás depositando el aire sólo en la parte superior de los pulmones/ pecho (incorrectamente) o si llenas también la parte baja de estos dirigiendo la cavidad abdominal hacia fuera (correctamente).

Antes de expulsar el aire, lo retienes de cinco a diez segundos para después soltarlo por la boca lentamente, como si estuvieras soplando por una pajita a intervalos. En cada soplo, que no ha de ser brusco, debes notar como tu abdomen se contrae gradualmente hasta volver a su posición origina.

Una práctica continuada es imprescindible para poder llegar a dominar esta técnica.

En este articulo publicado en  Journal of Neuroscience, nos comentan como la respiración modula la actividad cerebral

https://www.theguardian.com/science/neurophilosophy/2016/dec/23/breathing-modulates-brain-activity-and-mental-function

En nuestros cursos de mindfulness para la salud,

Practicamos la respiración observando los beneficios de calma y serenidad mental

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.