Mindfulness se queda o no en las empresas

Mindfulness ha entrado en las empresas pero se queda?

El éxito de mindfulness es los beneficios y bienestar que genera a tanto a nivel personal o como a nivel de organizaciones.

A nivel personal es beneficioso porque disminuye el estrés, la ansiedad y el cansancio, aumenta la claridad mental y gestiona de una mejor manera las emociones.

A nivel de empresa es beneficioso porque genera bienestar, al producirse bienestar genera una mejor claridad, mejor visión a largo plazo y creatividad de ideas que ayuda al mejor funcionamiento de la empresa.

Las empresas que realizan un curso de mindfulness. ¿Se queda, se practica, se mantiene en el tiempo? O simplemente es un curso más.

Desde mi experiencia no se queda el suficiente tiempo como para que se produzcan esos beneficiosos tan deseables para la empresa.

Cuando mindfulness entra en una empresa, cuantas personas de la empresa reciben el curso. ¿Todos o solo unos pocos?

Lo ideal es que el curso lo reciba el mayor número de componentes de la empresa incluida la dirección.

Para que sea efectivo han de ser entre 12 y 16 horas distribuidas en semanas, se pacta en cada empresas según su disponibilidad de horarios y presupuesto.

La inmensa mayoría de los asistentes a un curso están satisfechos y comprueban una mejora del bienestar tanto a nivel personal como en conocimientos de herramientas y técnicas para beneficiar al conjunto de la empresa.

La pregunta que formulo.

Mindfulness se queda o no en las empresas?

¿Cuánto tiempo seguirá practicando mindfulness una persona en su empresa, si no tiene seguimiento? La experiencia me dice que poco tiempo, porque la vida y los hábitos nos vuelven atrapar de manera que dejamos de practicar lo aprendido.

Si en una empresa se realiza el esfuerzo en tiempo y dinero para aprender y experimentar mindfulness y obtiene bienestar, lo adecuado es realizar un seguimiento periódico con el fin de que los nuevos hábitos acaben instaurándose en el quehacer diario de empresa.

Los beneficios de mindfulness se obtienen con la practica continuada, no solo con realizar un curso de unas horas.

Cuando me entrevisto con la dirección de las empresas les expongo, si es un curso más o es una decisión tomada en vistas a un bienestar de toda la empresa en el tiempo.

Una vez realizado el curso, las personas han experimentado el bienestar que produce la práctica de mindfulness, posteriormente es mucho más fácil mantener esta práctica con solo dedicar 30 minutos a la semana.

Si no hay un seguimiento semanal hay muchas posibilidades de que el bienestar adquirido en el curso se diluya en el tiempo y se acabe olvidando lo aprendido.

Mi sugerencia a las empresas es que se si entra mindfulness, que se quede.

José Lacoma.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.