Mindfulness gestión del enfado

Un enfado no tiene porqué suponernos un conflicto, sobre todo si aprendemos a usarlo en vez de que nos use él.

Comenzar a crear estrategias para vivir nuestros enfados desde la observación imparcial y a la vez desde el sentido del humor.

Un enfado no tiene porqué ser negativo, a veces desbloquea situaciones enquistadas: nos da el valor para decir o hacer lo que anhelábamos y no nos atrevíamos.

Un enfado es un poder que se puede aplicar con consciencia y sabiduría, siempre que nuestros estados mental y emocional no estén sometido a él.

El enfado, como todas las emociones, tiene una función positiva: sirve para defender la integridad física y psíquica ante lo que percibimos como una amenaza y nos ayuda a conseguir la afirmación de la propia identidad contra los obstáculos que se oponen a la realización de uno mismo.

En los niños sirve para superar la dependencia infantil, el “no” del infante ayuda a crecer. Por eso, el hecho de expresarse y tener un espacio de autoafirmación personal en familia, escuela y sociedad disminuye la ira y favorece la educación para la paz.

Es decir, descargar y liberar la rabia, la frustración, la indignación que nos haya provocado un suceso es bueno para la salud; la manera en CÓMO lo hacemos, nos puede alejar de esa línea de salud.

Nos aleja cuando descargamos CONTRA otra persona, maldiciendo, insultando, gritando o aunque sea hablando con cierta calma pero descargando contra ella. Esa energía, que ilusoriamente pensamos que descargamos contra el otro, corre por nuestras venas, nuestro cerebro, nuestro cuerpo y nos intoxica. Genera nerviosismo, ansiedad, taquicardia, desprecio, dureza, tristeza, falta de perspectiva y de visión…

No hace falta luchar contra los enfados, tan solo hay que aprender a desarmarlos.

Mindfulness gestión del enfado

El monje budista y escritor Thich Nhat Hanh, en su libro “La ira, el dominio del fuego interior” nos propone un método para gestionar la emoción de la ira (rabia, enfado). El libro no es una disertación filosófica sino una explicación de qué cosas concretas podemos hacer para gestionar la ira cuando aparece.

Para empezar a gestionar la ira no hay que perder nunca de vista que quién siente y manifiesta ira está sufriendo. A menudo nos olvidamos de esto, tanto si somos los que estamos experimentando ira, como si somos los que la recibimos.

Habitualmente, cuando consideramos que alguien nos ha provocado enojo decimos o hacemos algo en respuesta para hacer sufrir al otro con la esperanza de que disminuya nuestro sufrimiento. Pero no funciona. Qué podemos hacer para salir de este círculo vicioso?

Mindfulness gestión del enfado

Entrar en contacto con nuestra respiración nos va a ayudar en este paso. Sentimos el aire entrando y saliendo y permanecemos con la atención en las sensaciones del cuerpo. Aunque sean desagradables, permanecemos en contacto con las sensaciones hasta que la respiración empiece a calmarse de manera natural.” Inspirando veo la ira actuando, espirando voy a cuidar de ella”.

Respira. La respiración profunda te ayudará a poner en marcha el cerebro superior o neocórtex y te ayudará a utilizar Mindfulness gestión del enfado.

En vez de reaccionar impulsivamente dese tiempo para calmarse.

Reflexiona. Relativice, cambie sus “debería” por “me gustaría”. No use etiquetas, use palabras como “a veces”, para sustituir los siempre/nunca que irritan. Empatice y piense que quizás haya otra versión de los hechos.

Aprendiendo a utilizar mindfulness gestión del enfado y a gestionar la ira aprendemos a cuidar al niño herido que hay en nuestro interior. “Mi querido niño herido, estoy aquí por ti, listo para escucharte. Por favor, cuéntame tu sufrimiento, muéstrame todo tu dolor.

Estoy aquí, escuchándote de veras”. Cada día podemos visitar un rato a nuestro niño.

Todos tenemos este niño herido el interior reclamando nuestra atención. Un niño que cuando no tenía recursos fue agredido, o no fue amado como necesitaba, o se sintió terriblemente solo… Si no le prestamos atención puede manifestarse en forma de ataques de ira.

Mindfulness utiliza herramientas que facilitan Mindfulness gestión del enfado, como las meditaciones de la respiración, el recorrido del cuerpo y la conciencia amable.

He creado cursos de mindfulness online gratis, con estos cursos podrás practicar mindfulness y beneficiarte.

Pulsando en la foto o en este enlace, te podrás inscribirte en cada curso gratuitamente.

Cursos Online Gratis Mindfulness

Captura de pantalla 2016-04-01 16.12.26

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.