Mindfulness El inconsciente no entiende la negación

Es una frase de Sigmund Freud. “no hay negación en el inconsciente” cuando un pensamientos se instala en la mente, el hecho de pensar en él o de rechazarlo, lo fortalece más. 

Intenta experimentar no pensar en “Unos elefantes grandes rosas”, posiblemente hayas pensado en ellos de verdad. Acaso no ocurre lo mismo con un pensamiento que no quieras pensar en él.

Si el pensamiento ya esta en nuestro inconsciente, funciona en automático, el inconsciente no distingue si es bueno o malo para nosotros, simplemente lo trae a la mente una y otra vez.

Según el Dr. Bruce h. Lipton autor de la “Biología de la creencia” dice que el inconsciente ocupa entre el 95 % y 98 % de nuestros pensamientos y memorias almacenadas en nuestro cerebro. El inconsciente es el iniciador de nuestros pensamientos.

Si nos viene algún pensamiento y nuestra reacción es rechazarlo, se volverá a poner a la cola esperando aparecer otra vez en nuestra mente, si el tipo de pensamiento es trivial, puede que no aparezca más o no nos produzca malestar por pensar en él.

Si el pensamiento tiene una carga emocional, va ha aparecer en nuestra mente tantas veces como él lo requiera, especialmente si lo rechazamos o negamos.

El inconsciente no sabe ejecutar la orden “No quiero este pensamiento” el pensamiento esta dentro de nosotros y muy profundamente

La practica de mindfulness propone varios pasos para que este pensamiento disminuya en intensidad o desaparezca.

  1. Darse cuenta del pensamiento
  2. Estar con el pensamiento
  3. Respirar con el pensamiento
  4. Ser amable con el pensamiento
  5. Aceptarlo tal y como es sin rechazarlo

El darse cuenta del pensamiento es el primer paso y muy importante, porque, ¿Cuantas veces estamos unos minutos con algún pensamiento y no nos hemos dado ni cuenta?

El darse cuenta nos permite decidir que hacemos con del pensamiento.

Estar con el pensamiento, estar conscientemente con el pensamiento, de manera que tu realmente sabes que estas pensando en lo que estas pensando, al ser consciente el tiempo en el que estas con el pensamiento lo decides tú.

Respirar con el pensamiento, si el pensamiento te tiene atrapado, por tener carga emocional, el llevar la respiración al pensamiento, te calmará y te hará mas consciente. ¿Como se hace? Inhalas y exhalas con el pensamiento, verás como se calma.

Ser amable con el pensamiento, ser amable contigo mismo, dejar de ser crítico contigo, esto es nuevo en nosotros, la amabilidad hacia nosotros.

Aceptarlo tal y como es sin rechazarlo, al aceptar el pensamiento, perderá fuerza y dejará de ser tan intenso.

 

Aceptación en la psicología moderna significa, abrazar todo lo que surja en nosotros momento a momento, tal y como es.

Mindfulness le añade el matiz de ser amable contigo, es decir cuando te viene el pensamiento, experimenta dos opciones a la vez, la aceptación que es así en este momento y se amable contigo con lo que esta ocurriendo.

La practica habitual de experimentar las dos opciones a la vez, aceptación y amabilidad, ampliara tu conciencia, tu manera de ver las cosas, de vivirlas y de sentirlas.

Dejaran de tener tanto poder, incluso puede que disminuyan muchísimo o desaparezcan.

El deseo de querer solucionar un problema, un pensamiento que nos atrapa, una emoción que no nos deja, pasa por estar en él plenamente, un darse cuenta de lo que esta ocurriendo.

En el momento que nos damos cuenta del tipo de pensamiento que estamos experimentando, podemos decidir si nuestra actitud hacia lo que esta ocurriendo, es de rechazo, aceptación o amabilidad.

Te comparto mi experiencia mindfulness

Me he dado cuenta de que si tengo un pensamiento o emoción que no me gusta y lo alimento con más detalles por mi parte, sufro más.

A veces me viene el pensamiento de “Desesperación”, digo a veces porque antes era muchas veces que me venia este pensamiento.

Que hago? Lo primero es darme cuente, porque si no me doy cuenta, puedo estar horas, días, semanas y meses con este pensamiento.

Por el hecho de darme cuenta es un OK a la que esta ocurriendo, un “de acuerdo” “estoy desesperado” y lo que ocurre es que deja de ser tan intenso.

Le aplico el ser amable conmigo mismo, diciéndome frases como

  • Lo estoy haciendo bien
  • Voy por buen camino
  • Tengo mi pareja y mis hijas que son maravillosas

Esta practica esta haciendo que casi ya no tengo este tipo de pensamiento, y si lo tengo su intensidad y duración es menor.

Me gustaría hacerte unas preguntas

¿Notas cuando te atrapa un pensamiento?

¿Lo alimentas con tus detalles personales?

¿Eres amable contigo mismo?

Referencia. AUTOR: KABAT-ZINN, J. eds, 2013. Mindfulness para principiantes. 3ed. Barcelona. España. 
Editorial Kairos

He creado una escuela Online donde hay cursos sobre mindfulness y la agenda de los cursos presenciales.

Si te inscribes en la escuela gratis, tienes derecho a todos los cursos online creados como gratis, a enseñanzas mindfulness y las promociones

Inscribirse gratis a la escuela Online

Imágenes. freedigitalphotos

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.