Mindfulness como te relacionas contigo mismo

Mindfulness como te relacionas contigo mismo. ¿Eres amable contigo mismo?

Con este mar de emociones, sentimientos, pensamientos que vienen por miles a la cabeza ¿como te relacionas contigo mismo?

¿Cómo estas? ¿Estas satisfecho con tus pensamientos? ¿Estas cansado de tus pensamientos, de tus emociones?

Cuando tienes uno de esos días en que las emociones saltan por todos lados y están a flor de piel, es como si fueras miles de burbujas emocionales que se mueven en tu interior.

¿Qué puedes hacer, que podemos hacer?

Te lo comentare desde la perspectiva de practicante de mindfulness.

Cuando emocionalmente estoy muy sensible y practico Mindfulness como te relacionas contigo mismo.

Ante todo darte cuenta de que estas así, de que hoy las emociones están muy activas, a flor de piel y que es temporal y durara unas horas o un día o dos.

En el pasado como no lo vivía conscientemente este estado me duraba hasta una semana, en la que me sentía una burbuja emocional.

Actualmente al darme cuenta dejo que sea así, no lo rechazo, no intento dejar de sentir las emociones, incluso miro en mi interior y las noto como se mueven, entablo una conversación, que dice mas o menos.

“Hola emociones, hoy estáis muy activas, veo que necesitáis expresaros, adelante sentiros libres de hacerlo, yo estoy con vosotras, que me queréis decir”

Si lo vivo con aceptación, suelo tener comprensiones profundas sobre mi o sobre la vida, aclaraciones sobre conceptos que algunos me sirven para el resto de la vida.

Al no batallar contra mis emociones, me duran menos, cuando digo esto no me refiero a emociones de enfado, tristeza, alegría, nostalgia. Me refiero a esos días en que soy un mar de emociones, tengo tantas que les llamo burbujas emocionales, he llegado a notar como me temblaban las manos del movimiento interno que tenia.

Con el tiempo he observado ciertos aspectos externos que coinciden con esos días de burbujas emocionales.

Me suele pasar cuando hay luna llena, también lo he detectado cuando han anunciado que ha habido tormentas solares.

También he detectado que cuando hay noticias que afectan masivamente, como puede ser catástrofes en algún lugar del planeta, es como si notará la emoción colectiva.

Otro aspecto que aplico es la amabilidad hacia mi, como ser mas compasivo, esto es casi una revolución, es algo que no me había planteado, ser amable conmigo mismo, ha sido después de formarme en mindfulness que le estoy dando importancia a este tema.

Especialmente en estos días en que estoy emocionalmente muy sensible soy más amable conmigo mismo.

También me ayuda a decirlo en voz alta, expreso a mi entorno que hoy estoy muy sensible a las emociones.

Te propongo que cuando estés muy sensible emocionalmente, no rechaces las sensaciones y se amable contigo mismo. Que te relaciones de manera cariñosa contigo en estos días.

Que estés atento a como van y vienen, ya es fácil tener una explosión emocional y arrepentirnos después de lo que hemos dicho.

Vivirlas tal y como vienen, sin aferrarnos a las emociones.

Cuando tengo mucha actividad mental practico “Mindfulness como te relacionas contigo mismo”

Y los días en que los pensamientos van a una velocidad exagerada, esos días en que piensas que no sabes como parar la cabeza.

En este caso lo que me va muy bien es meditar, precisamente cuando tengo muchos pensamientos he comprobado que meditar me calma y disminuye mi intensidad mental.

El hecho de ponerse a meditar es dar espacio a los pensamientos que vengan y se vayan a la velocidad que quieran, no hay que aferrarse a ninguno de ellos, hay que dejarlos pasar.

Notaras, si meditas que tus pensamientos son menos intensos y por lo tanto estarás mas calmado.

También he observado que si medito hacia la noche, puede ser por la tarde noche o antes de ir a dormir, mi mente como es el final del día esta muy activa, como beneficio de meditar por la noche es que duermo mejor, mas profundo, es como si me fuera a dormir habiendo dejado que mis pensamientos se expresaran al meditar antes de ir a dormir.

Hay que prestar una atención especial al tipo de pensamiento que tenemos en estos días, si es un pensamiento critico hacia uno mismo, darse cuenta y no alimentarlo más, al contrario, volver a aplicar amabilidad hacia uno mismo.

¿Qué relación tienes con tus pensamientos? ¿Te gustan? ¿Los rechazas?

Lo importante es darte cuenta de cómo son y esto es un aprendizaje, porque observarse a uno mismo es una tarea a aprender.

Si conocemos como nos relacionamos con nosotros mismos podemos decidir que tipo de relación queremos con nosotros mismos.

Sobre todo puedes decidir ser más amable contigo mismo y practicar Mindfulness como te relacionas contigo mismo

Imágenes. freedigitalphotos

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.