LOTO ROJAS

Mindfulness Como hacer que te afecte menos un pensamiento con carga emocional

Mindfulness Como hacer que te afecte menos un pensamiento con carga emocional.

Un pensamiento con carga emocional se puede producir en cualquier momento, con una llamada de teléfono, con una noticia de nuestros familiares, de los periódicos o de la tele.

Con este tipo de pensamientos nos solemos quedar atrapados desde minutos, hasta horas, días, semanas, incluso meses y años.

Lo primero es darte cuenta de que lo tienes, después puedes usar varias técnicas como:

  • Ser amable contigo mism@
  • Llevar la atención a la respiración
  • Respirar el pensamiento con carga emocional

Ser amable contigo mism@

Requiere de un entrenamiento porque no nos han enseñado a ser amables con nosotros, si con las otras personas.

Me pregunto. ¿Cómo puedo ser amable con los demás si no soy amable conmigo?

Es uno de los principios de mindfulness, la autocompasión, aprender a ser amables con nosotros mismos.

Para empezar a ser amable, primero hay que darse cuenta de cómo son nuestros pensamientos y que estamos pensando.

Si no nos damos cuenta del pensamiento que tenemos, no podremos decidir que hacemos con él.

Una vez que te das cuenta de que estas pensando, puedes aplicar amabilidad hacia ti, empezando por decirte frases como:

  • Me acepto tal y como soy
  • Me valoro
  • Me permito equivocarme
  • Soy inteligente
  • Tengo buen aspecto
  • Mi salud es formidable
  • Esto también pasará
  • Esto que esta ocurriendo. ¿Cuánto es mío y cuánto es del otr@?
  • Decido ser amable conmigo mismo
  • Soy benevolente conmigo mismo

Si eres de las personas que te es más fácil con imágenes. Imagínate:

  • Alegre y sonriente
  • Lleno de luz
  • Tumbado en una hamaca felizmente
  • Dando un abrazo muy cariñoso a tus seres queridos
  • Recibiendo un premio a la persona muy especial, tú.
  • Dándote un abrazo a ti mism@, muy cariñosamente
  • Estas recibiendo un aplauso por lo bien que lo haces en la vida
  • Tus hijos te dan un beso que te carga las baterías para tres semanas
  • Tu pareja te mira amorosamente

Si eres de los personas que te gusta sentir sensaciones corporales y emocionales, te propongo un ejercicio con tu cuerpo.

  • Cierra el puño de tu mano, el puño cerrado equivale a un pensamiento con carga emocional, enfado, frustración, rabia, malestar, lo que para ti sea en este momento.
  • Con la otra mano acaricias el puño suavemente, cariñosamente y observa tu reacción, posiblemente te calmes, se distienda el puño, incluso tu cuerpo se relaje.
  • Siente la amabilidad hacia ti, a través de la caricia que le haces al puño que representa tu pensamiento, sea de la índole que sea.

Es una forma de empezar a ser amable contigo, y lo puedes aplicar a muchos momentos emocionales que puedas tener.

Si eres amable contigo, podrás ser amable con la persona o noticia que te ha generado la emoción.

Llevar la atención a la respiración

Acuérdate de tu respiración, al prestar atención a la respiración, a como entra y sale el aire, tu mente se calma y la emoción deja de ser tan intensa.

Lo puedes hacer durante unos minutos y es muy posible que la emoción baje.

Algo que hacemos todos los días, toda la vida, usémoslo para estar atentos a lo que ocurre.

Sabias que el diafragma abdominal, hace el movimiento de bajar cuando entra el aire y subir cuando sale el aire.

Unas 21.000 veces al día.

Te imaginas que lo tuvieras que hacer tu, cada día, todos lo días.

Si vamos a las respiración con atención, a eso que hacemos siempre y no podemos dejar de hacerlo, tomamos conciencia del presente, de lo que ocurre ahora.

Es un entrenamiento, te viene un pensamiento emocional, vas a la respiración, si te cuesta centrarte en la respiración, cuenta las respiraciones.

Te ayudara a estar enfocado en una solo cosa.

Respirar el pensamiento con carga emocional

Si la emoción persiste, incluso es dolorosa, puedes hacer lo que se llama “Respirar la emoción”

Es decir pones la atención en la inhalación y la llevas a la emoción y con la exhalación la sueltas, la liberas.

Hacemos el ejercicio? VAMOS

Inhalas y llevas la conciencia a la emoción, exhalas y sueltas. Ejemplo.

  • Inhalas enfado, exhalas y sueltas enfado
  • Inhalas rabia, exhalas y sueltas rabia
  • Inhalas incomprensión, exhalas y sueltas incomprensión
  • Inhalas tu emoción, exhalas y sueltas tu emoción

Así varias veces hasta que te notes calmad@, o por lo menos que casi no te afecte.

Puede que tengas que hacer esta práctica durante varios días, puede que pienses que no te da resultado, porque sigues con la emoción y no se te va.

Sigue intentándolo, funciona, por lo menos a mi me ha funcionado y te aseguro que después de estar atrapado unos días con una emoción de enfado y practicar el “respirar la emoción”!!!

Un buen día note que no la tenia, ufff, que alegría.

Es una tranquilidad levantarte y sentir, que ya no estoy enfadado.

Lo mismo lo puedes aplicar a pequeños detalles de tu vida diaria, esa palabra que ha dicho tu pareja en el momento preciso, ella o él no se ha dado cuenta, a ti te ha dejado hecho polvo.

Es buen momento para practicar “Respirar la emoción”

Si no lo haces, puede que tu emoción inicie una cascada de pensamientos que la próximas vez que veas a tu pareja, puede pasar algo gordo.

Si lo practicas, puedes manejar la situación de manera que al tratarlo con tu pareja, no haya explosión de enfado, quizás todo lo contrario.

Le puedas decir con buenas palabras lo que ha significado para ti esa frase, que dijo sin darse cuenta.

Algo importante también para ti

Si estas atento a tus pensamientos y emociones siendo consciente, quizá a la hora de decir tú, esa frase que podría molestar a tu pareja, no la digas o la digas de manera que no le afecte altamente.

Esto último es muy importante, es una muestra de un buen practicante de mindfulness.

Y si as practicado la amabilidad hacia ti, es buen momento para demostrar cuan amable eres hacia ti y hacia tu pareja.

Por mi parte te puedo decir

Esta practica me ha salvado de quedar atrapado en emociones fuertes, es más no solo me ha bajado la intensidad de las emociones, sino que cuando me vienen a la mente, las respiro y prácticamente desaparecen.

Y el efecto secundario de hacer esta práctica, es que no le temo a los pensamientos con carga emocional, porque se gestionarlos, se que no me atraparán mucho tiempo.

Un abrazo.

Imágenes: Flickr

He creado una escuela Online donde hay cursos sobre mindfulness y la agenda de los cursos presenciales.

Si te inscribes en la escuela gratis, tienes derecho a todos los cursos online creados como gratis, a enseñanzas mindfulness y las promociones

Inscribirse gratis a la escuela Online

Imágenes. freedigitalphotos

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.